Carta de los habitantes de la nave de Josep Pla

La nave de Josep Pla en la que viven más de 300 personas afronta un desalojo anunciado para el próximo lunes 23 de julio.

En la mañana de ayer, miércoles 18 de Julio, un solo día después de que el Conseller Felip Puig anunciara que “Habrá desalojo antes o después”, varios Mossos d´Esquadra se personaron en la nave de calle Puigcerda nº 127 para comunicar que el desalojo tendrá lugar el próximo lunes 23.

Hace más de un año, la propiedad denunció a los antiguos ocupantes de la nave, que fueron finalmente desalojados. En la actualidad, la propiedad ha vuelto a pedir el desalojo, sabiendo que la nave tiene otros habitantes distintos de los que en su día fueron denunciados. La actual orden de desalojo, se ha dictado, pues, sin que los actuales habitantes hayan podido tener ningún conocimiento del proceso legal de la nave y por ello, no han podido defenderse ni menos aun recurrir esta orden de desalojo. Este proceder es cuestionable y más teniendo en cuenta que el criterio legal mayoritario entiende que la recuperación de los bienes inmuebles deteriorados o en desuso, por parte de sus propietarios, no debe hacerse desde la jurisdicción penal, sino la civil. Ello supone que el proceso legal de la nave, en otro Juzgado, no solo no habría dado lugar a una orden de desalojo, sino que hubiera significado el archivo del caso y su derivación a la jurisdicción civil. Y ello aun más, cuando ni la propiedad ni el Juzgado han argumentado en ningún momento la urgencia en la recuperación de la nave industrial, que lleva un año en esta situación. Aun y así, y sabiendo el drama humano que supone un desalojo en estas condiciones, la Juez de instrucción, el lunes pasado, tan sólo concedió un plazo de una semana más para abandonar la nave voluntariamente.

Desde ese día, el equipo jurídico que está llevando la defensa de los habitantes de la nave, con el apoyo de numerosas entidades sociales y vecinales, ha desplegado todos los me